MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

¿Tiempo de replantear?


Editorial EL UNIVERSAL 

El Universal 

 


El jueves, el gobierno de Estados Unidos expresó su preocupación por cargos “muy serios” en contra del Ejército mexicano. El tema: violaciones a los derechos humanos. Ese mismo día, The Washington Post señaló que militares mexicanos habrían incurrido en torturas, desapariciones forzadas y operativos ilegales en el marco de la lucha frente el narcotráfico. Hoy la Comisión de Derechos Humanos de Chihuahua confirma cientos de denuncias relacionadas con abusos cometidos por soldados. El problema, pues, resulta inocultable.
 

Mientras EU ha ido distanciándose de las violaciones que caracterizaron al gobierno republicano de George W. Bush, en México no hemos emprendido el mismo recorrido. Anclado en un planteamiento duro, similar al establecido desde la Casa Blanca tras el 11-S y que fue seguido por España y Gran Bretaña en el combate al terrorismo, el gobierno federal ha puesto por encima de los derechos el tema de la seguridad.

 

Sin embargo, México está a tiempo de replantear los principios de su estrategia anticrimen. Ningún Estado democrático puede dar seguridad si las instituciones responsables de ello no se apegan estrictamente a las leyes. En otras palabras, si no se coloca a la justicia sobre la seguridad y a la democracia sobre la fuerza del Estado. En este caso el orden de los factores altera el producto: o se construye civilización o se dan pasos hacia atrás.

 

Ciudad Juárez es muestra de ello. Cuando se decide imponer un estado de sitio y se otorga de forma prolongada al Ejército el control de poblaciones, terminan presentándose violaciones a las garantías constitucionales. Tal evidencia debería llevar a reconsiderar la estrategia oficial, como lo está haciendo EU con Barack Obama, que sin haber renunciado a la lucha contra el terrorismo ha puesto a los derechos humanos en el centro de sus planes de seguridad.

 

Comentarios al Editorial

Por Arquitecto Rodolfo Macias Cabrera. (mexicousa)  [email protected]
 

¿Tiempo de replantear? ¡Siempre se es buen tiempo para replantear! Alguna vez escuche que lo hecho en el pasado con nada lo podemos cambiar y solamente Dios pudiera hacerlo, pero aún así para Él mismo seria complicado hacerlo. También hemos visto alguna película de la maquina del tiempo y las diversas consecuencias de cambiar el pasado, pero éso es solo ficción.

Ayer tuve la oportunidad de hablar con el Congresista demócrata norteamericano Luis V. Gutiérrez quien se presentó ante un grupo de líderes en la ciudad espacial de Houston, Texas para hablar sobre su proyecto para lograr en este 2009 la aprobación final de una Reforma Migratoria. “La tercera es la vencida” dijo y además agregó que el Presidente Barack Obama debe cumplir con su palabra.

Al terminar de exponer su proyecto ante una raquítica audiencia le entregué una copia de la carta que les envíe por medio del consulado mexicano en Houston a los integrantes de los tres poderes federales en nuestro querido México, donde precisamente les demandaba reparar en parte una serie de violaciones a mis Derechos Humanos que han cometido recientemente y en el pasado.

También en forma breve le informé a los congresistas Gutiérrez y a su homólogo el Congresista Gene Green, de las violaciones y conspiración que cometieron autoridades de su país (EUA) cuando llame la atención del Presidente Bill Clinton pidiéndole que no apoyara al gobierno ilegal y corrupto que ejercía el poder del pueblo en México.

Esas mismas autoridades hoy no quieren dar su brazo a torcer y tanto el Cónsul Armando Ortiz Rocha como las norteamericanas representadas por el Juez Tim Johnson de la Corte Cinco del Condado de Bexar y la Fiscal General Susan Reed no se desisten de retirarme los cargos criminales, por el simple ‘delito’ –para ellos- de demandar justicia y respeto; ni que hablar de que nuestro cónsul haya permitido la violación a la soberanía nacional por un acto de soberbia e impunidad.

“Ningún Estado democrático puede dar seguridad si las instituciones responsables de ello no se apegan estrictamente a las leyes.” Escribe el periódico El Universal hoy. Al Partido Acción Nacional se le termino su tiempo. Tuvieron en sus manos la histórica oportunidad de realizar un cambio que fuera un parte-aguas en la vida democrática y no la aprovecharon.

¿Tiempo de replantear? Lo vuelvo a escribir porque aun es TIEMPO de que se retiren con un poco de honor y el ejemplo debe venir desde la cabeza.

Ayer tuve la oportunidad de lavarles los pies a varios seres humanos. Cuando estaba haciéndolo me recordé de cuando Jesucristo nos dejo la enseñanza de que siendo el Hijo único del Dios viviente ‘JEHOVA’ obligo a sus apóstoles a dejarse lavar sus pies para mostrarnos con un ejemplo de que siendo el mas grande vino a servirnos.

El Presidente Felipe Calderón Hinojosa protesto cumplir y hacer cumplir la constitución y que si no lo hiciere que la Nación se lo demande. Varios mexicanos se lo han demandado de una forma u otra y la mejor muestra de ello es que el PAN no logró una mayoría en el Congreso. Recordemos el dicho: “Más vale malo por conocido, que bueno por conocer” Prefirieron al PRI ya muy conocido por sus actos en sus 70 años.

¿Tiempo de replantear? Si, es la última oportunidad que tiene el actual gobierno para resolver las violaciones internas y en el exterior aprovecho esta oportunidad de libertad de prensa para que a los ocho millones de indocumentados que estamos aquí, verdaderamente se coordinen con nosotros en estos dos meses antes de la aprobación de la Reforma Migratoria para hacer una campaña mostrándoles a los estadounidenses los beneficios con los que cuentan al integrarnos junto con ellos como una alternativa de solución a los muchos problemas que tienen.