MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Calderón llama a la renovación del PAN en su 70 aniversario

 

áLVARO DELGADO / Semanario Proceso


MÉXICO, D.F.,  (apro).- Durante la conmemoración del 70 aniversario de la fundación del PAN, en la que privo un ánimo de derrota, Felipe Calderón reconoció que éste partido reproduce prácticas que criticaba cuando era oposición, pero el mismo incurrió en tal comportamiento.

 

En un reiterativo mensaje de más de 45 minutos y al término de los pronunciados por la diputada Ludivina Mendez, Luis H. Alvarez y César Nava, presidente nacional del PAN, Calderón dio "línea" a su partido y lo unió a su gobierno.

 

Planteó la renovación total del PAN porque, dijo, en este momento la primera responsabilidad como militante es darle vialidad a la nación.

 

Dijo que en este momento crítico de México, el PAN debe convertirse en un instrumento de los ciudadanos para vencer los intereses y las inercias que obstaculizan el cambio.

 

"Quizá el único verdadero beneficiario sea el ciudadano que ahora está amorfo, desorganizado y desamparado. Ese ciudadano no tiene ni la fuerza que tienen los intereses que no quieren que las cosas cambien", expuso.

 

Por ello, insistió, el PAN  debe convertirse en instrumento de ciudadanía y, "aunque aparezca paradójico, convertirse en el PAN mismo".

 

Pese a que el discurso de Nava fue reiterativo en evocaciones a la historia del PAN, Calderón expuso en su discurso que debe pensarse sobre todo en el futuro. "No el recuento del pasado, sino realmente la opción del futuro", dijo.

 

En su largo discurso, ante más de medio millar de panistas, la mayoría de la burocracia federal y legisladores, Calderón reconoció que su partido ha reproducido prácticas que criticaba como oposición a otras opciones políticas.

 

"He escuchado decir que nos comportamos como lo que combatíamos como oposición. Eso no puede ser Acción Nacional", enfatizó.

 

Por ello, añadió, el PAN si quiere cumplir otros 70 años tiene que ser el partido del futuro y debe apropiarse de la propuesta del México moderno.

 

En la celebración, que comenzó poco después de las 20 horas en el exconvento de San Hipólito, en el Centro Histórico de la ciudad de México, no privó un animo festivo y fueron notables las ausencias de Germán Martínez, quien renunció a la presidencia del PAN tras la debacle en las elecciones de pasado 5 de julio, y de Manuel Espino, expresidente de ese partido.

 

Ninguno de los oradores habló de Vicente Fox, quien no estuvo presente. Tampoco el primer gobernador del PAN, Ernesto Rufo, y otros notables panistas, como Carlos Medina Plascencia y Francisco Barrio.

 

El único gobernador panista que asistió al acto fue el de Morelos, Marco Antonio Adame, y los coordinadores parlamentarios Josefina Vázquez Mota y Gustavo Madero, así como burócratas federales y legisladores.

 

Nava, quien llamó a no caer en el desánimo, como también lo hicieron Calderón y Luis H. Alvarez, entregó reconocimientos a 30 militantes con más de tres décadas de militancia.

 

Poco después de las 22 horas, cuando concluyó el discurso de Calderón, se comenzaron a servir bebidas a los invitados, quienes fueron colocados en asientos dispuestos en el patio del exconvento, en cuyas mesas solo había veladoras, pero ni siquiera un vaso de agua.

 

Sólo hasta que concluyo la ceremonia y  se dio paso al brindis, afloró un tenue ánimo festivo por las siete décadas de fundación del PAN, al que Calderón tiene sometido.