MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Centro

 

Jacobo Zabludovsky / El Universal 

 

 

 

 

 

 

 

El miércoles 19 propuse a la cuarta Asamblea Legislativa del DF examinar la posibilidad de crear la delegación Centro, con las modificaciones propias de sus características especiales, en los límites aproximados del perímetro B del actual Centro Histórico.

 

Después de no sé cuántos borradores, escribí un discurso que duraría 40 minutos. Luego supe que no debía pasar de 10. Quedó en 15. Algunos de los párrafos sacrificados merecen publicarse en este Bucareli, para sustentar la propuesta recibida con aplausos por quienes estaban en la Cámara.

 

Hice un poco de historia: “Aquí tuvo su capital un imperio que en menos de 200 años llevó su poder y cultura hasta el sur de lo que hoy es Panamá y el norte de Estados Unidos. En el Templo Mayor, en rescate permanente, deslumbra el ingenio de sus arquitectos y urbanistas, el talento de sus pintores, escultores y artesanos. Sobre los palacios de Moctezuma construyeron los suyos los españoles”.

 

Detallé cada uno de los edificios importantes que la Universidad Nacional Autónoma de México desocupó en el Centro a mediados del siglo XX: “La Universidad Nacional Autónoma de México mantiene en perfecto estado ocho recintos soberbios: el Palacio de la Autonomía antes convento de Santa Teresa la Antigua, en Primo Verdad, junto a las ruinas del Templo Mayor; la ex Escuela de Economía, casona que fue de la familia Ortiz de la Huerta, en República de Cuba 92, la antigua Escuela de Jurisprudencia, ex convento de Santa Catarina de Siena, en San Ildefonso y Argentina; el Palacio de Medicina, Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición, frente a la Plaza de Santo Domingo, la Academia de San Carlos, fundada por Carlos III de España, como Academia de las tres Nobles Artes, en Academia 22; la Biblioteca Nacional, antiguo Templo de San Agustín, en la esquina de Isabel La Católica y Uruguay; el Palacio de Minería, obra de Tolsá arquitecto, frente a la estatua ecuestre de Carlos IV, obra de Tolsá escultor, y el antiguo Colegio de San Ildefonso, la impresionante Escuela Nacional Preparatoria, fundada por decreto de Benito Juárez en 1867, en ese mismo lugar. Todos estos recintos se conservan en forma impecable gracias a la Fundación UNAM. Pueden recobrar su vocación de aulas, como campus del Centro, para evitar el desplazamiento de los estudiantes que viven en el norte y centro y viajan al Pedregal a 30 kilómetros de distancia. El Centro es una zona intermedia que aliviaría otros problemas derivados. Varios miles de jóvenes buscarían alojarse cerca de sus lugares de estudio”.

 

Además de las sedes de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, hay otras casas monumentales que distinguen al Centro de cualquier otra zona del país: “Se agregan organismos como el Banco de México, la Central de Correos, el Palacio de Bellas Artes, y numerosos y casi legendarios tesoros como la pintura mural de Orozco, Rivera, Siqueiros y Tamayo, esculturas, fuentes, cúpulas y plazas, todo lo que hace del Centro un lugar incomparable y distinto”.

 

Para no ser más farragoso de lo habitual, un último párrafo: “El Centro no es un barrio más. Su valor obliga a valerse de medidas inmediatas para preservar este caudal. Tiene una problemática propia y diferente a las otras partes de las delegaciones que caprichosamente la fragmentan”.

 

Me gustó el comentario de uno de los legisladores al terminar la ceremonia: “Cómo no se nos había ocurrido”.

 

Se ignora con exactitud el valor económico, las inversiones productivas y actividades generadoras de ingresos en el Centro, razón para crear su autonomía. El atractivo arqueológico, por ejemplo, es una de sus riquezas que parecen inagotables. Donde se escarbe se encuentra. El descubrimiento reciente de una de las más grandes esculturas precortesianas donde estuvo la Casa de las Ajaracas atraerá más turistas e instalaciones comerciales. Y va a requerir una solución al nudo en el cruce de las calles Guatemala-Argentina, generado por el rescate del Templo Mayor. Un sistema de pasos a desnivel para recuperar el acceso a las dos calzadas principales del sistema azteca, tan eficaz que fue aprovechado en la traza y construcción de la ciudad de los conquistadores.

 

La ceremonia solemne de entrega de la Medalla al Mérito Ciudadano 2009 fue el último acto de esa Legislatura que al día siguiente terminó sus trabajos. Será la V la que se ocupe de la propuesta si Marcelo Ebrard, quien declaró que era viable y adecuada, la presenta como iniciativa de reforma en que se basa la creación de las delegaciones.

El Centro será Centro y sus oriundos y vecinos sencillamente céntricos.