MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Dádivas por votos

 

Por JESúS CANTú / Revista Proceso
 

Los gobiernos estatal y federal nunca habían intervenido de manera tan abierta para impulsar el triunfo de sus candidatos en una contienda electoral; los dos actúan y anuncian decisiones, incluso permiten que los integrantes de sus respectivos gobiernos se reúnan para ganar adeptos y organizar brigadas de promoción del voto.

El gobernador de Nuevo León, José Natividad González Parás, y el presidente Felipe Calderón ejecutan o anuncian diversas acciones de gobierno, con el pretexto de mitigar los efectos de la crisis económica y fortalecer el combate a la inseguridad, entre los que se encuentran descuentos o gratuidad de servicios públicos y detenciones de agentes policíacos con la clara intención de ganar votos para los candidatos de sus respectivos partidos. 

Hace tres semanas, las encuestas de preferencia electoral en Nuevo León mostraban que Fernando Elizondo y Rodrigo Medina, candidatos panista y priista, respectivamente, mantenían una cerrada disputa por la gubernatura de esa entidad. Así lo confirmó una encuesta publicada el viernes 5 por el diario El Norte: Medina tenía 40% de la intención de voto y Elizondo, 39%. Por ello, el gobernador y el presidente no escatiman apoyos para que la balanza se incline a favor de sus candidatos.

Sin embargo, un sondeo publicado por el mismo diario el viernes 26 muestra una ventaja de seis puntos porcentuales para el priista, con 50% de las intenciones de voto, contra 44% del panista. De acuerdo con esta misma encuesta, 58% de los votantes basa su preferencia electoral en el combate a la inseguridad, y 26% en las propuestas para aliviar la crisis económica. El 26% de los encuestados culpó al PRI de la inseguridad, mientras que sólo 15% consideró que este problema se debe al PAN; 17% atribuyó al PRI la crisis económica actual, mientras que un porcentaje idéntico se lo achacó al PAN.

Sin embargo, al momento de decidir su voto 40% de los que basan su decisión en la inseguridad se inclinan por Elizondo y 37%, lo hace por Medina. En lo referente al tema económico, 48% dice que votará por Medina y 25%, por Elizondo.

De acuerdo con esta encuesta, los panistas tienen ventaja entre quienes deciden en función del combate a la inseguridad, en tanto que los priistas llevan la delantera entre quienes ejercerán su voto en función de razones económicas.

El gobierno federal ha enfocado sus baterías en el combate al crimen organizado, mientras que el estatal dirige sus esfuerzos al reparto de apoyos para mitigar la crisis económica.

¿Quién da más?

La participación abierta de los gobiernos en el proceso electoral comenzó el pasado 15 de mayo, justo a la mitad de las campañas, cuando el gobernador González Parás anunció que habría Metro y agua gratis para los neoleoneses desde esa fecha y hasta el 15 de julio.

En el transporte urbano el beneficio abarca a los 250 mil usuarios diarios del Metro. En lo que toca al agua, para los usuarios que consumen menos de 5 metros cúbicos de agua mensuales el servicio es totalmente gratuito y los que gastan hasta 10, recibirán un descuento de 50%. De un millón 200 mil usuarios, 324 mil serán beneficiados por esta medida.

El 18 de mayo pasado, González Parás comenzó el reparto de despensas con cargo al Fondo Nuevo León para el Apoyo al Empleo y la Economía Familiar en la Crisis Económica.

Para obtener una despensa sólo bastaba con presentarse a un edificio del DIF estatal, mostrar la credencial de elector, el CURP, un comprobante de domicilio y contestar un cuestionario de cuatro preguntas. Una vez realizado lo anterior, a la persona se le entregaban dos despensas –las correspondientes a mayo y junio—y una ficha para que a partir de julio y hasta octubre mantenga este beneficio. En la última semana de mayo la distribución se canalizó hacia los municipios. Sólo en el área metropolitana de Monterrey se repartieron casi 250 mil despensas.

La respuesta del PAN no se hizo esperar. El 24 de mayo pasado, su líder nacional Germán Martínez señaló –desde Reynosa, Tamaulipas–, que el gobierno del estado no pudo darle seguridad a los neoleoneses, y por ello las fuerzas federales tuvieron que asumir el control para acabar con la narcoviolencia. Al día siguiente acudió a Monterrey y reiteró que su partido lanzaría una ofensiva contra el gobierno estatal.

Cuatro días después, Felipe Calderón visitó la entidad para inaugurar un centro de distribución de The Home Depot y anunciar el descuento de 10% a los consumidores de gas natural, retroactivo al mes de abril. En Nuevo León esta medida beneficia a más de 300 mil personas. De inmediato, Elizondo publicó un desplegado donde se adjudicó la gestión. En la primera semana de junio llegaron los recibos con el descuento y, en la semana que recién concluyó, la Profeco envió cartas a todas las casas para invitar a los consumidores a que verificaran si en sus recibos se hizo efectivo el descuento anunciado por el presidente.

El lunes 1 inició una embestida en contra de las policías estatal y municipales que, hasta el viernes 26, sumaba la detención de casi un centenar de agentes policiacos, incluyendo a ocho mandos superiores; el 12 de junio, el juez Tercero de lo Penal, Alfredo Cázarez, giró orden de aprehensión contra 64 policías, entre ellos cinco jefes; y el día 15, concedió la orden de formal prisión contra 25 agentes. Del resto se desconoce su situación jurídica.

El sábado 20, el Ejército detuvo a 14 integrantes de una red de distribuidores de piratería y desmanteló 10 laboratorios para el procesamiento de estupefacientes y bodegas. El martes 23 descubrió una casa habilitada como centro de maquila de droga, donde además encontró una lista de 10 páginas con nombres de policías estatales y municipales a los que presuntamente les pagaban protección. Por ello, no es descartable que antes de las elecciones el PAN aseste un nuevo golpe mediático.

El domingo 21, el candidato panista aprovechó la presencia de Josefina Vázquez Mota, coordinadora de la campaña federal panista, para denunciar que candidatos de su partido habían recibido amenazas por parte del crimen organizado.

Según El Norte, Elizondo señaló: “Enfrentamos fuerzas perversas; fuerzas sin escrúpulos ni limitaciones, recursos de gobiernos diferentes, del de Nuevo León y de otros, y gente criminal que forma parte de la delincuencia organizada y que son los primeros interesados en que nosotros no ganemos esta elección. No nos van a detener. Aquí vamos todos juntos y juntos venceremos”.

Pero esos no son los únicos apoyos que brindan los gobiernos estatal y federal; el mismo diario, denunció la semana pasada las reuniones que organiza Arturo Salinas, delegado de la Secretaría de Economía en la entidad, para promover entre los empresarios el voto a favor del candidato panista a la gubernatura. En estas sesiones se proyecta un video grabado por Elizondo.

Desde la Secretaría de Educación estatal se anunció la construcción de una red de maestros. En este proyecto participarán de manera directa la subsecretaria de Educación Básica, Irma Adriana Garza y la subsecretaria de Recursos Humanos, Juana Aurora Cavazos, así como el coordinador de Planeación de la Secretaría General de Gobierno, Carlos Navarro. El evento de capacitación concentró a casi 250 maestros y empleados de esa dependencia y cada uno debe reclutar a 20 promotores del voto, que a su vez, deben asegurar otros seis votos, cada uno. 

De acuerdo con el diario, que infiltró un reportero al evento de capacitación, Navarro dijo a los asistentes: “La creación de redes en el magisterio tiene como objetivo utilizar las habilidades de comunicación del maestro para que auxilien en la creación de redes ciudadanas que garanticen el voto a favor de RM (sic) y que el día de la elección se puedan movilizar los mismos”. 

Así, ante los infructuosos esfuerzos de los candidatos por calentar el ambiente preelectoral, el gobernador y el presidente tomaron las riendas de las campañas y anuncian programas o implementan acciones con fines claramente electorales, con el afán de ganar votos para sus respectivos partidos.

Hasta hoy parece que González Parás ha ganado la batalla, pero en el análisis de la evolución de las preferencias electorales también debe incluirse el hecho de que se difundió la grabación en la que el candidato panista a la alcaldía de San Pedro, Mauricio Fernández, asegura en una reunión con vecinos de dicho municipio, que le dejó claro al cártel de los Beltrán Leyva, que él no tolerará “la venta obvia”. Este escándalo ha sido un golpe directo al corazón de la estrategia blanquiazul, que se basa precisamente en el combate frontal a la delincuencia organizada, y en la no negociación con los cárteles de la droga.

A pesar de ello, en los círculos locales todavía se especula que el gobierno federal, en una acción desesperada por recuperar la gubernatura, podría asestar un golpe en contra de una figura destacada de la administración estatal o de un pariente cercano del gobernador.