MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

El mundo espera más de México

 

Editorial EL UNIVERSAL 

 

 

 

 

Los dirigentes de los países con mayor peso político, económico y militar —entre ellos Francia— vaticinan un escenario multipolar en el que las naciones que hoy están en vías de desarrollo, como la nuestra, tendrán mayor relevancia. México, llamado a ocupar un sitio en ese orden, parece el menos convencido de su potencial.

 

No por nada el presidente francés, Nicolas Sarkozy, de visita en este país, dijo ayer ante los senadores mexicanos: “Francia ha abogado sin descanso por la apertura del G-8 a los grandes países emergentes y su transformación en G-14, en donde México, que ya es miembro activo del G-5, tendrá naturalmente su lugar (…) Pero permítanme añadir, con la franqueza que se le debe a los amigos: el mundo espera todavía más de ustedes”.

 

Liderazgo en América Latina, soldados mexicanos que participen en las misiones de paz de la ONU y un rol más activo en la próxima cumbre mundial sobre la crisis económica fueron los pendientes que mencionó el mandatario galo.

 

Brasil, India, China y Sudáfrica son junto con México parte del Grupo de los Cinco (G-5), naciones emergentes vistas como las potencias del futuro. Tienen 40% de la población mundial y concentran cada vez más la economía del mundo. De los cinco, es quizá México el más aferrado a la intrascendencia, no por condiciones de atraso y desigualdad —lastre que cargan con tanto o más peso el resto del G-5—, sino por la mezquindad de su clase política, ensimismada en los problemas domésticos sin entender que por nuestra posición en el mapa global podríamos influir más en la forma como el mundo se está reacomodando en este siglo XXI.

 

La encuesta que presentó el Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales acerca de la percepción de los mexicanos sobre el resto de los países revela contradicciones propias de una nación adolescente: afecto y fobia, al mismo tiempo, por lo extranjero. Es hora de madurar y asumir el rol de liderazgo que todavía estamos indecisos en tomar.