MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

El PRI Avanza

 

 

 

Por: Juan Carlos Olvera García

 

México.- El próximo primero de octubre, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) elevara  en uno el número de estados que gobierna, dado los resultados electorales del pasado 5 de julio, en los que recuperó dos entidades y perdió una.
Serán en total 19 estados los gobernados por el partido tricolor, al que se le advierten grandes posibilidades de recuperar la Presidencia de la República en 2012 claro con el candidato indiscutible que seria Enrique Peña nieto, por lo que tendrá que afanarse para mantener los gobiernos estatales que estarán en juego tanto el año próximo como en 2011, y recuperar algunos de los que no gobierna.
Luego de dos administraciones sexenales panistas, Querétaro será gobernado desde el primero de octubre por un político de extracción priista, lo que nos dice que la gente no quedo muy conforme con el trabajo desarrollado por los gobiernos panistas y será el lic. José Eduardo Calzada Rovirosa, mientras que en San Luis Potosí, también el  priista, Dr. Fernando Toranzo, asumirá el cargo como gobernador el 26 de septiembre, luego de un sexenio en que la Entidad fue gobernada por el panista Marcelo de los Santos.
A pesar de haber recuperado esos dos estados, el PRI perdió, por vez primera, el emblemático Estado de Sonora uno de los cuales seria mas seguros para continuar gobernando
Los otros tres estados que eligieron sus respectivos gobernadores el pasado 5 de julio refrendaron la presencia priista con triunfos para Mario Anguiano Moreno en Colima, Fernando Eutimio Ortega en Campeche y Rodrigo Medina de la Cruz en Nuevo León.
Con vistas a esta recomposición política, el próximo año, los electores de 10 estados del país acudirán a las urnas en distintas fechas, para votar por sus nuevos gobernantes. De esos 10 estados, siete son gobernados actualmente por el PRI, y en tres de ellos se encuentran miembros de otros partidos.
A la distancia, los siete gobiernos estatales en poder del PRI podrían mantenerse de esa forma, si es que no se equivocan en la selección de los candidatos o saltan sorpresas de última hora que tiren por la borda el trabajo partidista.
Durango, Chihuahua y Zacatecas van en una primera elección prevista para el mes de julio, donde el PRI se advierte no tendrá grandes tropiezos para retener los dos primeros estados, pero en el tercero de ellos, gobernado por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), se advierte difícil una victoria.
Tendrían que suceder muchas cosas extraordinarias para que el PRI rescate la victoria en una Entidad que lleva dos sexenios gobernada por el partido del Sol Azteca, el que se advierte firme para ganarlo por tercera ocasión consecutiva.
El segundo paquete de gubernaturas se integra por otro trío de entidades que suena interesante para el PRI, ya que se elegirá a los mandatarios de Veracruz, Oaxaca y Aguascalientes. Las dos primeras son gobernadas por el PRI y se espera que sigan con esa tendencia, de acuerdo a los resultados de las más recientes elecciones local y federal. En Aguascalientes existe un repunte del PRI, por lo que se encuentra entre los que posiblemente sean reintegrados al mapa político tricolor.
Para noviembre se cierra el ciclo de elecciones gubernamentales del año próximo, con la renovación de los gobiernos de Sinaloa, Puebla, Tamaulipas y Tlaxcala. Los tres primeros son gobernados por el PRI, con amplias posibilidades de retenerlos, sin grandes problemas. El cuarto Estado, Tlaxcala, está considerado como el más democrático, por la continua alternancia tenida. Los tres últimos gobernadores fueron avalados por tres distintos partidos, aunque todos se formaron en el PRI.
José Antonio Álvarez Lima (PRI), Alfonso Sánchez Anaya (PRD) y Héctor Ortiz Ortiz (PAN), han mostrado que en esa Entidad se vota por el nombre y no por el partido.
De ahí que el PRI mantenga viva la posibilidad de reconquistar el territorio que alguna vez gobernara la actual presidenta del partido tricolor, Beatriz Paredes Rangel.
El año 2011 conlleva la renovación de los ejecutivos estatales de siete estados, de los que el PRI gobierna en cinco y el PRD en los restantes.
La joya de la corona se llama Estado de México, aunque antes pasarán la prueba de las urnas los electores de Quintana Roo, Hidalgo, Baja California Sur y Guerrero.
Hidalgo y Quintana Roo se aprecian con amplias posibilidades de continuar siendo priistas, mientras que Guerrero podría regresar al redil del partido tricolor, luego de seis años de Gobierno perredista. Baja  California Sur se advierte que por tercer sexenio consecutivo continuará en manos del partido del Sol Azteca.
El Estado de México se ve lejano de la posibilidad de ser conquistado por un candidato ajeno al partido tricolor, mientras que Nayarit y Coahuila, gobernados por el PRI actualmente, se advierten para mantenerse en esa vía.

De mantenerse estos pronósticos, el PRI podría llegar al proceso electoral presidencial de 2012 con hasta 22 gobiernos estatales, lo que le proporcionaría amplias posibilidades de reconquistar la Presidencia de la República, tomando en consideración que en esos comicios se elegirán, además, cinco gobiernos estatales, de los que el PRI no gobierna ninguno, pero donde tiene posibilidades de recuperar un par de ellos, Jalisco y Morelos, en tanto que Guanajuato, Michoacán y Distrito Federal se ven sumamente distantes para los colores del Revolucionario Institucional.
*Un rompimiento que se veía venir es el de los dos diputados federales panistas por el Estado de Tabasco, Juan José Rodríguez Prats y Gerardo Priego, ya que en juego se encuentra la diputación local plurinominal de ese partido.