MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Elecciones anticipadas

 


Por Marcela Valente


BUENOS AIRES,  (IPS)  – El gobierno argentino de Cristina Fernández 

consiguió aval legislativo para adelantar los comicios parlamentarios de 

mitad de mandato. Pero analistas advierten que la maniobra no evitará la 

erosión política y económica de su gestión, inaugurada en diciembre de 

2007.

 

Con 42 votos a favor y 26 en contra, el Senado sancionó este jueves la 

reforma de la ley que establecía que las elecciones nacionales se deben 

realizar el cuarto domingo de octubre. Por iniciativa del partido 

gobernante, el parlamento permitió que este año, por única vez, los 

comicios para renovar las cámaras legislativas se celebren el 28 de junio.

 

 La presidenta había presentado la solicitud sorpresivamente hace apenas 

dos semanas. El proyecto fue aprobado el miércoles 18 en la cámara baja 

por 136 votos a favor, 109 en contra y ocho abstenciones. Este jueves, 

tras un prolongado debate, la cámara alta lo convirtió en ley.

 

  Fernández había argumentado que el anticipo permitiría simplificar el 

cronograma de elecciones en distintos distritos a lo largo de siete meses, 

y liberar energías necesarias para hacer frente a los impactos de la 

depresión global de la economía, que está provocando en Argentina un freno 

de la actividad productiva y alzas del desempleo y de la pobreza.

 

  Sin embargo, la mayor parte de los legisladores de la oposición 

rechazaron la medida por considerarla un imprevisto cambio en las reglas 

de juego electoral. Los candidatos rivales aún no tienen definidas las 

alianzas para enfrentar a la fuerza gobernante en los distintos distritos.

 

  De todos modos, para los observadores, la victoria de Fernández en el 

parlamento no augura un horizonte despejado. El gobierno estará sometido a 

un fuerte desgaste político que podría, dicen, acelerarse si la crisis 

económica persiste o si sus candidatos no logran una victoria contundente 

en las urnas.

 

  Por el momento, las encuestas señalan un triunfo ajustado del 

gobernante Partido Justicialista en el plano nacional. Pero todavía no 

están definidas las candidaturas. En los comicios de mitad de mandato de 

la presidenta se renovarán la mitad de los escaños de la Cámara de 

Diputados, 127, y un tercio de los del Senado, 24.

 

  Esto "sienta un mal precedente" en un país que "carece de instituciones 

confiables", dijo a IPS el director de la carrera de ciencias políticas de 

la Universidad de Buenos Aires, Jorge Mayer.

 

  "La modificación de un calendario establecido por ley genera 

incertidumbre", dijo. La norma que fijó las elecciones en el último 

domingo de octubre había sido sancionada en 2004 por iniciativa del 

gobierno de Néstor Kirchner (2003-2007) esposo de la actual mandataria y 

mentor de la idea de adelantar los comicios por única vez.

 

 Pero, más allá del impacto institucional, Mayer opinó que las 

condiciones económicas, que ya comenzaron a mostrarse adversas, se 

agravarán, y el gobierno difícilmente pueda eludirlas.

 

  "El gobierno trata de evitar estar en un escenario electoral cuando ese 

deterioro sea grave", dijo el politólogo, pero el anticipo "no evitará la 

crisis".

 

  "Si el gobierno busca con las elecciones conseguir una mayor 

legitimidad, sus logros serán de corto plazo porque nos enfrentamos a una 

situación económica que será más difícil", alertó Mayer.

 

 Asimismo, vaticinó que el Congreso que emerja de los nuevos comicios 

será "menos incondicional" al oficialismo que el actual.

 

  Ana María Mustapic, especialista en procesos electorales de la 

Universidad Torcuato Di Tella, dijo a IPS que el cambio del calendario, 

que implica un anticipo de cuatro meses, desorganiza la planificación 

necesaria entre los contendientes.

 

  Si bien Mustapic negó que la reforma dañe seriamente al sistema, 

"genera incomodidad en la competencia porque los plazos se acortan", dijo.

 

 "La estrategia del gobierno fue evitar un escalonamiento de elecciones 

porque le conviene, porque sabe que va a enfrentar un año muy complicado. 

Pero eso no lo va a poder evitar por el hecho de adelantar" los comicios, 

subrayó. (FIN/IPS/mv/dcl/la ip ar sl/09)