MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Espino manda ‘olímpicamente al carajo’ a Nava

 

ÁLVARO DELGADO / Revista Proceso


MÉXICO, D.F.,  (apro).– A unas horas de su formalización como presidente del Partido Acción Nacional (PAN), y después de visitar una vez más la residencia presidencial de Los Pinos, César Nava comió hoy con Manuel Espino, quien lo mandó "olímpicamente al carajo".

 

         El encuentro, celebrado en el restaurante de comida japonesa Suntory de la colonia del Valle, fue por invitación de Nava, pero lo que molestó a Espino fue que se haya "filtrado" a los medios de comunicación, con el fin –afirma– de dar la impresión de que ya se alineó.

 

"Estábamos comiendo y ya sabían los medios. Es una jugada para posicionar la idea, por conducto de las plumas leales, de un alineamiento de todos. Y yo lo mandé olímpicamente al carajo. Le dije: ‘Lo primero que tengo que decirte es que reitero todo lo que he dicho’."

 

         "–¿Por qué ese posicionamiento tan fuerte?

 

         "–Mira, ya lo he dicho muchas veces: No es contra ti. Te estás prestando a un juego que no es el del PAN. 

 

         "–Pero tú fuiste electo igual, a ti te apoyó Vicente Fox.

 

"–Mira, esa versión no dudo que tu gente o la gente de Los Pinos, que es la misma, la estén induciendo o insinuando a los medios, porque muchos me lo han preguntado. Eso es falso. A mí ni me mandó Fox ni le pedí permiso, ni tenía por qué hacerlo. Le corrí la atención de que iba a participar, pero por un precedente: Josefina Vázquez Mota, operó a favor de Carlos Medina cuando compitió con Luis Felipe Bravo Mena, y entonces hubo que hacerle un reclamo a Fox. 

 

"Con ese precedente yo fui con el presidente y le dije: ‘Yo nada más espero que no se meta el gobierno’. Fui a decirle a Fox: ‘No se vayan a meter’. Punto. No fui a pedirle apoyo ni que me ayudaran ni que me dieran su bendición. Nada. 

 

Nava insistió:

 

"–Hay gente del gobierno que operó en tu favor.

 

"–A lo mejor fueron gentes que fueron consejeros o lo hicieron motu propio –respondió Espino–, pero no había un acuerdo, no era yo un candidato oficial, como está sucediendo ahora. No me vengan con eso, porque esto lo voy a estar desmintiendo venga de donde venga. Y ahora con la ventaja de que Fox está en el Consejo Nacional, porque lo puedo decir en el propio Consejo si fuera necesario."

 

Ese fue el tono de la plática con Nava, dice Espino, quien le dijo también que él no está esperanzado que el partido se corrija de arriba para abajo: "Está muy contaminada la cúpula panista, tan muy imbricada con el gobierno. Yo tengo la esperanza de que se resuelva de abajo hacia arriba."

 

Y le advirtió a Nava: "Si tú vas a ser presidente del partido, yo voy a hacer mi trabajo con la militancia y voy a andar recorriendo el país. Espero que no se repita la historia de que me quieren bloquear el acceso a los panistas, que vuelvan a intimidar a los panistas que quieran ir a las reuniones que yo convoque. Eso estuvo sucediendo con Germán Martínez.

 

Reiteró: "Yo nada más te anticipo: Voy a los estados y espero que no ocurra lo mismo, porque nos vamos a encontrar."

 

Consultado sobre si Nava le pidió su apoyo, Espino dice: "Ya ni hubo margen para que me lo pidiera, ya ni de eso hablamos."

 

–¿En qué plan llegó?

 

–No sé. No hizo un planteamiento claro. Me asegura que va a tener un comportamiento de apertura, de diálogo y, por supuesto, reconoce una serie de cosas que yo he venido afirmando. Pero hasta ahí. Lo he estado buscando. 

 

"Pero si le van a avisar a los medios, por lo menos que me diga si tengo algún inconveniente. Si esta no es una reunión de El Yunque. Es en un lugar público, pero jugar a que te invitan y que será reunión muy privada, me parece que no es correcto. 

 

Añade: "No estoy seguro de si él y su equipo no se lo dijeron a los medios, pero hoy estuvo en Los Pinos. A lo mejor él fue a informar a Los Pinos que me iba a ver y a lo mejor allá lo filtraron. No lo dudo. Es el estilo típico de Max Cortázar. Ni tampoco me preocupa, no estoy guardando ningún secreto. Pero que lo hagan con la torcida intención de joder, eso sí molesta."

 

–¿Fue a Los Pinos?

 

–Tengo entendido que estuvo allá. Lo confirmó gente de su equipo. Ya me imagino algunas columnas inducidas: ‘Alinearon a Espino’. No, ni madre. No sé a otros, pero yo tengo mi postura: Mi compromiso está con los militantes, no con los que se sienten dueños del partido. 

 

 

 

Grupo de reflexión 

 

La reunión con Espino se produjo después de que Nava dio a conocer que propondrá mañana, ante el Consejo Nacional, crear una comisión de reflexión sobre la catástrofe electoral del 5 de julio, que se analizará en otra sesión de ese órgano, en septiembre, a unos días de que el PAN cumpla 70 años de fundado.

 

         Mañana sábado se reunirá el Consejo Nacional del PAN para, como se prevé, sólo formalizar el nombramiento de Nava como presidente de ese partido, una sesión a la que asistirá Calderón, señalado como el artífice de la imposición.

 

         Antecesor de Germán Martínez, ante cuya candidatura única también fue crítico, aunque al final llamó a votar por él, Espino declaró hace dos semanas a la revista Proceso que, de formalizarse la imposición, Nava no tendría ninguna autoridad. 

 

"Si acaso Nava llega a ser presidente, no estoy seguro que vaya a ser reconocido como jefe del partido. Será el que firme las actas, los documentos oficiales y tendrá la representatividad legal, pero va a ser muy difícil que sea reconocido como el jefe del partido."

 

–¿Un burócrata?

 

–Digamos que sería como un funcionario del gobierno al frente del partido.

 

Apenas la semana pasada, Espino descreyó de la palabra de Calderón, quien calificó de "injusto" que se le señale como autor de la imposición de Nava. 

 

Lo que es injusto para el partido es pretender disimular o negar lo que es evidente, lo que se puede constatar por hecho consumados. 

 

"Entiendo el interés político del presidente de querer desvincularse de este enredo que se generó en su gobierno, pero lamentablemente no es creíble. Yo no estoy contando mentiras, me constan las presiones. Y supongo que ni Larios ni Humberto Aguilar; ni Corral ni García Cervantes, ni Creel, cuentan mentiras públicamente. Saben y les consta algo y por eso fueron a denunciar. 

 

"Y me cuesta trabajo creer que el presidente no sepa lo que hacen sus muchachitos. Si en este país hay un lugar donde no se mueve la hoja de un árbol sin el consentimiento del jefe es en Los Pinos."

 

         Nava atendió una de las demandas que un grupo de consejeros planteó como previa a la elección del sustituto de Martínez en la presidencia del PAN, una comisión de reflexión, y propuso encabezarla a José Luis Coindreau, exsecretario de Gobierno de Nuevo León.

 

         "Dicha comisión estará integrada por diez consejeros nacionales, mujeres y hombres representativos de las diversas regiones del país, de las distintas generaciones de panistas y, por supuesto, de las diversas maneras de entender los resultados de los procesos electorales recién concluidos", expuso Nava en un mensaje que leyó en el hotel Camino Real de Polanco y a cuyo acto llegó con una hora de retraso.

 

         Uno de sus asistentes de prensa, Luis Gutiérrez, ofreció disculpas a los periodistas convocados porque estaba en medio del tráfico vehicular y uno de ellos especuló, en broma, que seguramente venía de la residencia oficial de Los Pinos. 

 

         Gutiérrez, uno de los jóvenes que operan prensa para Nava –cuyo jefe es Abel Hernández López, exasesor de Marta Sahagún y exfuncionario de la Secretaría de Gobernación–, respondió que en realidad el candidato único a la presidencia del PAN procedía de la colonia Nápoles, donde tiene sus oficinas.

 

         –¿Entonces no viene de Los Pinos? –le preguntó el reportero.

 

         –De Los Pinos se fue a la Nápoles y de ahí para acá.

 

         El reportero le hizo saber esta revelación a Abel Hernández, quien sólo sonrió. Nava, por su parte, y tal como ha sido su costumbre, no aceptó preguntas.