MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Gobernar es Tomar Decisiones

Atando cabos / Denise Maerker / El Universal 

 

 

 

 

 

Al presidente Felipe Calderón le está costando trabajo tomar decisiones: las pospone, les da la vuelta, inventa comisiones y propone foros. De entrada nos explicaron que estaba buscando consensos amplios. Que de lo que se trataba era de meter al PRD, o a parte del PRD, de nuevo en la vida institucional ofreciéndoles incentivos para que abandonaran la oposición radical y el desconocimiento de su gobierno. De ahí la reforma electoral, que interesaba más a los perredistas que a los panistas, y luego los foros en el Senado sobre la reforma energética. Si ese era el objetivo, se logró. Poco a poco, una parte importante del PRD vio más interés en discutir y votar las reformas que en denunciar al Presidente pelele. Se restableció el dialogo y se atenúo la polarización con  que inició su gestión. 

 

Pero parece que más que una estrategia pasajera, la indecisión, la falta de claridad sobre las temas y la búsqueda de consensos imposibles son la marca de la casa. 

 

El absurdo llegó esta semana cuando en lugar de anunciar finalmente dónde se va a construir la nueva refinería, el Presidente convocó a un foro. Estas son sus palabras: “(Dado que) los señores gobernadores y las mexicanas y mexicanos de diversas entidades de la República han planteado sus propuestas (y) que tenemos derecho a saber las razones puntuales que expone cada quien y que públicamente, a la luz de todos, sean despejadas las dudas y se realicen las respectivas aclaraciones… (entonces ordena) que se convoque a una sesión pública (donde) los legisladores, los gobernadores que lo deseen, los asesores de los mismos, los expertos, los servidores públicos de Pemex, los representantes del sindicato (etcétera) puedan escuchar y conocer de manera directa los argumentos de cada quien, y que ahí mismo sean desahogadas las preguntas y resueltas todas las dudas”. 

 

¿Y luego qué?  ¿Acaso de ese batidillo va a salir una decisión unánime? ¿Cree el Presidente que los gobernadores van a quedar convencidos y aplaudirán cuando los expertos de Pemex expongan las razones que los llevaron a preferir al estado vecino? 

 

Gobernar es decidir. Y cuando se opta hay quienes quedan afectados, dolidos y molestos. Aunque el Presidente parece creerlo, no existe la decisión perfecta, esa que se impone por sí misma y que milagrosamente nos deja a todos convencidos y reconciliados. Aquí hay muchos intereses en juego y unos van a ganar y otros a perder. El que tiene que decidir, en última instancia, es el Presidente y nadie más. Es el costo de gobernar.