MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Gritan ‘traidor’ a Juanito en el Zócalo; ‘yo sigo con Andrés Manuel’, asegura

 

LA REDACCIóN / Semanario Proceso


MÉXICO, D.F.,  (apro).– A 29 días de tomar posesión de la jefatura delegacional en Iztapalapa, Rafael Acosta Juanito sopesó hoy personalmente lo que le espera en caso de echarse para atrás en su compromiso de entregarle el poder a la perredista Clara Brugada.

 

         En pleno Zócalo capitalino, donde encabezó un evento con deudores de la banca, Juanito tuvo que salir por piernas y refugiarse en la estación del Metro, luego de que un grupo de seguidores estuvo a punto de liarse a golpes con algunos jóvenes que increparon y acusaron de "traidor" al jefe delegacional electo por incumplir con su palabra.

 

         "Traidor… traidor", "idiota… bruto…", le gritaron una decena de jóvenes al petista que trataba de escudarse entre sus simpatizantes que, a su vez, coreaban su nombre: "¡Juanito… Juanito!".

 

Como pudo, Acosta se plantó frente a los periodistas que lo seguían y comentó que no tiene ningún interés en que la gente de Iztapalapa o de alguna otra zona de la ciudad llegue al enfrentamiento por su culpa. 

 

"Si hay ese riesgo, mejor me echo para atrás y ya no voy por la delegación", dijo.

 

Confesó que está preocupado por lo "caliente" del ambiente en Iztapalapa y lo que pudiera ocurrir el día de protesta en la Asamblea Legislativa (ALDF), el 1 de octubre entrante.

 

Además, advirtió que nadie le puede decir que ya incumplió su palabra porque todavía falta un mes para la toma de protesta.

 

"No quiero problemas, no quiero enfrentamientos en Iztapalapa, yo voy a luchar por la paz social, yo no tengo miedo a las represalias pero no quiero que les pase algo a mis seguidores. 

 

"A lo mejor podría correr sangre, pero yo voy a evitar todo eso, pero la gente está bien caliente en Iztapalapa, pero no de mi lado, del lado de Clara, y el día de la protesta puede pasar algo si no pongo remedio", afirmó.

 

En entrevista, reiteró que va a buscar a Andrés Manuel López Obrador para comunicarle que la gente en Iztapalapa le está pidiendo que se quede en el cargo.

 

"No estoy rompiendo con Andrés Manuel, yo sigo con él, lo único que le hago saber es que el pueblo de Iztapalapa está conmigo, que está pidiendo que yo me quede, pero aún así yo quiero tener el encuentro con López Obrador y con Clara Brugada, porque ella tiene su gente y yo tengo mi gente, y no quiero vaya a haber problemas".

 

Y antes de refugiarse en la estación Zócalo del Metro, se refirió a las declaraciones de López Obrador en el sentido de que él era una estrella más del Canal de la Estrellas.

 

Luego de apuntar que difiere de lo dicho por López Obrador, pero que lo respeta, aclaró:

 

"La gente me está pidiendo que luche por México, entonces yo tengo el compromiso no sólo por Iztapalapa, sino de luchar a nivel nacional por la gente que me lo pida".