MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Reforma integral a la educación pública

 


 

Reportaje | Entrevista

 

 

Reportaje de Irma Ortiz  / Entrevista 

 

Bajo el lema “Educación Social con Futuro, Democracia, Transparencia y Rendición de Cuentas”

 se anunció en días pasados la conformación del Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores al Servicio de la Educación (SNDTSE), que pretende ser un organismo sindical, con reglas claras, que dé rendición de cuentas, una educación con contenidos y sobre todo que combata toda práctica de corrupción en cuanto al manejo de su patrimonio y los derechos y prestaciones de los trabajadores.
 

Siempre! habló con la secretaria general del nuevo sindicato, Leticia Guzmán Sepúlveda, el titular de la Comisión Nacional Autónoma de Vigilancia y Fiscalización, Jesús Rodríguez Hernández, y el vocero, Noé Rivera. 
 

¿Cuál es la diferencia entre el SNTE y el Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores al servicio de la Educación? 
 

Leticia Guzmán.- El sindicato se creó por las condiciones que tiene el SNTE y el liderazgo de Elba Esther Gordillo; ella fue nuestro principal motivo y todo lo que representa: la corrupción, la antidemocracia y sobre todo el daño que hace al liderazgo del maestro mexicano. Hoy parece que somos los peores en la película comunitaria, los padres de familia se quejan todos los días de la pobreza educativa que reciben los niños en la escuela.
 

En nuestra opinión, ¿quién es responsable?, el gobierno federal por permitir que esta señora asuma la conducción de los programas públicos; esa es la primer razón.
 

¿Qué tenemos de diferente? Todo, porque ir con este sindicato, no hablo en términos de mercadotecnia sino socialmente, nosotros sí tenemos democracia, es el único sindicato nacional y federal, donde existe el voto libre, secreto y universal, que es el reclamo de todos; tenemos comités estatales, municipales y distritales. No queremos centros de burocracia sindical para controlar y robarse las cuotas.
 

Uno: buscamos contar con oficinas cerca de la escuela y si hablamos de comités distritales es para que estén dentro de la demarcación de la zona escolar, para qué sacar al maestro si vive en una comunidad apartada, no. Mejor que trabaje allá y tenga comités con autonomía suficiente para tratar sus problemas. 

Dos: un sindicato democrático, quiere decir que toda nuestra membresía nacional va a ser procesada en instrumentos reales de sindicato nacional, pero va a tener dirigentes elegidos por los maestros. Una vez electos democráticamente los dirigentes, elegir al comité nacional. ¿Por qué?, porque no habría recurso que alcanzara para hacer una elección nacional, imagínese que votara una membresía de 500 mil del Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores de la Educación, es imposible. 
 

Otro punto fundamental es que es el único sindicato que tiene una Comisión Autónoma de Vigilancia y Fiscalización con facultades de juzgador, ¿qué quiere decir?, que en el estatuto le pusimos reglas claras de cómo representar al trabajador, cada 6 meses estamos obligados a trasparentar cada peso, el manejo de las cuotas, de las negociaciones con los gobiernos, los ingresos que tenga el sindicato vía Internet.
 

Si no se cumple, esa comisión tiene las facultades parar remover colegiadamente a cualquier dirigente, esa es nuestra mayor apuesta. Hay dos cabezas en este sindicato, la cabeza política en la que se depositó la conducción nacional de este sindicato, y que yo represento, pero a la vez tengo que acatar las decisiones del presidente de la Comisión Autónoma, que el único esquema que tiene para hacerme cumplir y poderme remover del mandato, es el no cumplir con los estatutos. Esa comisión va a existir a nivel estatal, municipal y distrital, y desahogará todos los asuntos y los conflictos internos y sancionará los procesos democráticos.
 

Tercero: lo más importante, tenemos una visión educativa clara, con una misión: nuestro lema es educación social con futuro, transparencia-democracia y transparencia-rendición de cuentas.
 

¿Su visión educativa?

Dejar de jugar en los escritorios burocráticos a ser el planeador educativo para después saber cómo se hacen proyectos político-electorales. Por eso está tan dañada la educación pública, porque es un vicio de décadas que coordina la presidenta del otro sindicato, la señora Elba Esther Gordillo, y de ahí se desvían miles y miles de millones de pesos y de tiempo de maestros que debían de estar en las aula. Ahí está nuestro compromiso, no sólo reglas sino qué tipo de reglas sindicales; si van, qué tipo de educación queremos, una educación transparente, funcional. Cuando decimos educación social hablo de que queremos que el niño, el estudiante de la escuela pública salga con las mismas expectativas de futuro que cualquier estudiante de una escuela privada. 
 

Hoy, los contrincantes o los que se están viendo afectados por los vicios burocráticos que hay del manejo de millones de pesos en el SNTE, nos critican y dicen que somos soñadores. Les respondo: no, somos constructores, ponemos la primera piedra, un sindicato con reglas claras, que dé rendición de cuentas, educación con contenidos, con objetivos.

 

Quiero dejar muy claro que este sindicato va a hacer todo lo necesario para defender los intereses de sus agremiados y hará uso del derecho constitucional de huelga bajo la única condición de que no lo haremos en horas de trabajo, porque queremos que se sientan nuestros agremiados que no somos un simple trabajador, sino el trabajador público esencial para el desarrollo económico, educativo y social del país. Tenemos que tener esa convicción, vamos a protestar, vamos a reclamar y usar todos los métodos que existan, pero no cuando haya clases. 

 

Tenemos otro tipo de novedades: contamos con la subsecretaría de enlace con padres de familia, queremos su opinión, van a tener validez sus quejas, nos vamos a reunir a nivel nacional, estatal, en todos los órdenes donde existan padres de familia, sí como una secretaría de infraestructura educativa para poder decirle al gobierno que hemos documentado que, por ejemplo, el presupuesto que se aprobó en la Cámara de Diputados no lo está bajando porque no hay papel del baño, no hay servicios sanitarios, no hay materiales didácticos y la escuela es un desastre. 

 

No queremos caer en el vicio de que ahora la escuela pública no la paga el gobierno, sino los padres de familia con sus cuotas. Hay que clarificar eso, por eso es tan importante que en los estatutos vaya la visión educativa de sus agremiados para que en un momento dado decir: no te estamos diciendo cómo lo hagas con nuestra experiencia, porque estamos en las aulas y ustedes son funcionarios que integran la educación pública en la SEP, pero tómenos en cuenta, siempre apegados al artículo tercero constitucional. 
 

Eso es algo innovador, que no nos permite jugarle al líder charro, al líder gordillista o al radical, porque también estos tienen sus vicios. Se ha preguntado porqué una ala radical del magisterio ha vivido 20 años y nunca ha tomado la decisión de conformar un sindicato, si tienen miles de maestros. ¿Sabe por qué?, porque entonces ya no hay dinero y éste se da por las negociaciones con Elba Esther Gordillo, desde siempre. 

 

En esta coyuntura, luego del pasado 5 de julio, hay una gran posibilidad de empezar a poner las reglas claras de cómo debe de ser el profesional docente, más allá del maestro. Tenemos que tener un código de ética muy claro y no nos preocupan los ataques ni los comentarios pendencieros líderes que viven al amparo del dinero de Elba Esther Gordillo.

 

Nosotros no somos iguales a ellos, nosotros sí tenemos una crítica constructiva de la Alianza por la Calidad de la Educación, ¿quieren ACE? Este sindicato les dice al gobierno se lo aceptamos, procésala democráticamente en el Congreso, abre los foros como se hizo con la reforma energética y le entramos con nuestros candados que están en el estatuto. Le pedimos al señor secretario Alonso Lujambio ser claro en interpretar la ley; nosotros ya somos sindicato desde el evento constituyente.

 

Fue muy sui generis esta presentación del sindicato, ¿por qué no hubo toma de nota?

Como marca la ley, hicimos todo el acto protocolario. Se aprobó el hecho de constituirnos en un sindicato con el nombre, se aprobaron las reglas claras en un documento llamado estatuto, se eligió por unanimidad al comité ejecutivo que encabezo, pero también hay otros compañeros probados en un esquema de moralidad, de trabajo, de docencia y sobre todo totalmente diferentes al perfil que conocen los medios de comunicación de quien maneja la educación en este país.

 

Estamos emprendiendo una campaña nacional de afiliación, pero no de arenga, ni de líderes que coptan a los grupos en el magisterio o vía correo electrónico o visitas. Nuestra carta de presentación es nuestro documento básico, nuestros estatutos, no vamos y los convencemos, sino les pedimos que lean el documento, las reglas y planteamos que si buscan hacer escándalos o quieren cambiar horas y negociar plazas, mejor ni vengan, a esos no los queremos, que se queden con Gordillo y con otra expresión nacional muy radical. 

 

Los que quieran apostarle a un cambio en la agenda sindical, bienvenidos; los que quieran que se mejore la educación y que haya democracia y controles eficientes y saquemos al país del bache, son bienvenidos. Tal parece que los reclamos que hay es para que los invitemos, claro, que invitamos a cualquier maestro mexicano, pero que acepte cambiar la forma de cómo se hace la chamba, no manejando millones de pesos ni teniendo casas en San Diego California. 
 

¿Cuál es la responsabilidad del presidente de la Comisión de Vigilancia y Fiscalización? 

Jesús Rodríguez Hernández.- Soy el rector jurídico del sindicato. Mi único trabajo es aplicar el estatuto, tengo un cuerpo colegiado de un secretario y tres vocales y tengo que sacar por mayoría los resolutivos, no me puedo mandar solo; tengo que condensarlos en mi comisión, tengo que revisar a nivel nacional, por ejemplo, si nuestro secretario general a espaldas de los mecanismos negocia con el patrón; en este caso, el patrón inmediato es el secretario de Educación, si se sienta con Alonso Lujambio y negocia sin respetar el esquema que está establecido en el estatuto, va para abajo la negociación, no es válida. 

Para convocar a elecciones tiene que ir la firma de la comisión, para sancionar a uno de sus miembros, dirigentes o agremiados, tiene que haber un consenso en términos de cómo se constituyó esta comisión e ir haciendo una recopilación de informaciones tal como lo hace cualquier juzgado en este país. Hay que darle derecho de audiencia al denunciado, hay que oírlo, pero tengo facultades, lo que no existe en ninguna expresión sindical, tengo suficientes facultades para poder aplicar el estatuto y remover a quien lo  haga ya sea el secretario general a nivel nacional o el secretario de un comité distrital. Aquellos maestros que no cumplan su código de ética van a ser sancionados en base al estatuto y aquellos que sean perseguidos, también van a ser defendidos como lo marca la ley. 

 

Aquí sí pusimos la palabra denuncia penal, si yo encuentro en una queja, en un manejo de recursos sindicales un acto de corrupción, estoy obligado por estatuto a presentar una denuncia penal, sino soy cómplice y entraría en sustitución de esta comisión nacional el 50 más uno de las comisiones nacionales que existen en el país, las que están en los comités estatales, municipales y distritales. No puedo ser cómplice. 
 

¿Hay simpatías políticas por algún partido político?

Leticia Guzmán.- Hicimos un trabajo los miembros del comité y los que estuvimos en la asamblea constituyente que fuimos los corresponsables de todos los trabajos para constituirnos desde cómo armar el estatuto, cómo consultarlo, con comités en todo el país, no formales; nuestro primer trabajo es formalizar a más de 500 mil gentes, pero hay que ir a los estados como comité nacional, yo como secretaria general en compañía del presidente de la comisión e ir instalando los comités estatales y darles facultades para que a su vez, desplieguen a los comités municipales, es decir, ya tenemos a la gente pero hay que hacer un esfuerzo logístico para ir a cada estado y con nuestra representación de comité nacional instalar a los comités. 
 

Nuestra membresía en términos de dirigencia está completa en todo el país, no está formalizada en términos de este sindicato, estaba formalizada en una expresión sindical en el SNTE que era antagónica a Elba Esther, mucha gente nos dice que le hacemos el juego a Elba Esther, al gobierno federal o a un partido como es el PRI y les contestó, el que le haga el juego a cualquiera de esas figuras y viole el estatuto, va para fuera, no vamos a controlar las ambiciones personales, ni los intereses en base a la palabra de cada uno de nosotros. Hay un estatuto muy claro, si este sindicato por ejemplo decide apoyar al secretario de Educación Pública en el desempeño de sus funciones, tendríamos que ser muy claros, es porque estaría cumpliendo con las demandas del sindicato, porque negociamos los términos transparentes y beneficiamos al sistema educativo. 

 

Vamos a vaciar la escuela pero fuera del horario escolar, para que nos acompañen los padres, pero tenemos que tener un trabajo digno para contar con su apoyo, volveremos al trabajo comunitario. Si los grupos radicales nos dicen vendidos, les contestamos que apostamos al futuro, es más fuerte una verdadera marcha social, una verdadera huelga con agremiados y padres de familia que con gente que vive del presupuesto que les tira Gordillo. 
 

¿Hay simpatías con el líder de la FSTSE, Joel Ayala?

Quiero ser muy clara en mi calidad de presidenta de la Comisión Autónoma, lo único que procesamos con la FSTSE es que unánimemente nuestros estatutos decidimos afiliarnos a esa federación, entendemos que ésta se rige por procesos, hay que realizar un congreso a ver si nos van aceptar. Hay que hacer una serie de cuestiones pero en lo personal hemos visto disposición de Joel Ayala en términos de que se respete la ley y a que federación le gusta tener un sindicato nuevo con estas reglas y la membresía que planteamos, es una conveniencia legal para todos. 
 

Hemos tenido un trato muy respetuoso del diputado electo local Joel Ayala, que en los medios se dijo que éste es el padre del sindicato y no, aquí los padres son los estatutos y quien dirija el sindicato en sus términos, pero somos muy respetuosos de la FSTSE, todavía no hemos ingresado y no se ingresa de facto, sino bajo un procedimiento marcado en los estatutos de la FSTSE, pero fue declarado, y eso se malentendió. Fue aprobado por unanimidad en el estatuto y por unanimidad aprobamos volver a la central histórica del magisterio que salió por cierto por un problema de señora Gordillo y el titular de la federación, es todo.  
     

¿Este sindicato tendría un camino abierto para su aprobación entre la ciudadanía, luego de los malos resultados obtenidos por el SNTE en materia educativa y en materia electoral por la maestra?

Noé Rivera.- A nosotros nos conviene mucho la mentira que se comprobó el pasado 5 de julio, cuando se vino una cruda moral en el presidente Calderón, porque le puedo asegurar al país que esa alianza entre el presidente Calderón y la señora Gordillo no es por términos afectivos. Es una relación establecida en el manejo de poder de este país, esa señora le estuvo insistiendo al Presidente antes del 5 de julio que ella lo iba hacer ganar, y no sólo no logró triunfos sino que le abrió un boquete al PAN y tiene metido al presidente en la peor crisis de la historia de ese partido. ¿Quién es la responsable?, Elba Esther Gordillo, porque ni en el equipo de Calderón ni en el PAN existen los operadores electorales con el recurso y la supuesta estructura que tenía la maestra; ésta le dijo al presidente que no se preocupara, pues mientras mantuviera a su yerno en la SEP para que maneje el presupuesto más grande del país, ella le ayudaría a ganar.

 

¿Qué va a suceder?, no sabemos, ni nos importa, pero de que la señora no es lo que era antes de los comicios, es verdad. Nosotros no queremos tener una alianza política con nadie, ni con el Presidente ni con el titular de la SEP, queremos una relación de respeto marcada por la ley transparente y que toda la opinión pública lo sepa. No tenemos nada que esconder ni queremos dinero y si transparencia que es a lo que nos comprometimos.