MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

‘Se confirma el complot’: AMLO; ‘lo que hice lo volvería a hacer’: Diego

 
Por la REDACCIóN de la Revista Proceso

MÉXICO, DF,  (apro).– El político tabasqueño Andrés Manuel López Obrador consideró que la publicación del libro Derecho de réplica, de Carlos Ahumada, corrobora el complot tramado en su contra para bloquear su eventual llegada a la Presidencia en 2006.
 
En tanto el panista Diego Fernández de Ceballos negó haber tenido alguna relación con el expresidente Carlos Salinas para operar la difusión de los ‘videoescándalos’.
 
Por su lado, el gobernador priista Enrique Peña Nieto intentó deslindarse del escándalo.
 
En una escueta declaración, Peña Nieto negó conocer a Carlos Ahumada y arguyó que el empresario de origen argentino "carece de credibilidad".
 
Mientras en entrevista radiofónica, el autodenominado "presidente legítimo" recordó que "en aquel tiempo muchos se burlaron de mí, incluso comentaristas de medios de comunicación, como siempre ha sucedido en México, ahora lo dicho por Ahumada confirma que hubo un complot en mi contra".
 
Reviró que "hay una mafia que es la que manda y decide en el país, y que es una mafia integrada por PRI y PAN, pero los de allá arriba", los de la cúpula.
 
Insistió en que hubo un acuerdo con Carlos Salinas, Vicente Fox, Felipe Calderón, Manlio Fabio Beltrones, Elba Esther Gordillo, Fernando Gómez Mont y Eduardo Medina Mora, se trató de "un complot", acusó.
 
Por su parte Fernández de Ceballos negó lo que Carlos Ahumada sostiene en su libro, en donde asegura que junto con Salinas de Gortari le ofrecieron 400 millones de pesos por detonar los videoescándalos. 
 
En entrevista con Denise Maerker, el senador panista dijo desconocer si "Carlos Salinas de Gortari o Pito Pérez le regalaron algo, pero yo nunca le regalé un solo centavo, nunca me comprometí a apoyarlo". 
 
Deploró se le relacione con Salinas y consideró que López Obrador sigue siendo "un peligro para México". 
 
Sin embargo, Fernández de Ceballos consideró que efectivamente Ahumada Kurtz es presionado por las autoridades locales, quienes "aún tienen expedientes abiertos" contra el empresario. 
 
El llamado exjefe Diego incluso exigió se confiara en su palabra, pues desde que surgió todo el escándalo, "he dado la cara por Ahumada, quien sigue contando conmigo y yo estaré para apoyarlo dentro del marco de la ley". 
 
"No me importa que me deje mal, han hablado mal de mí y esa gente está muy cerca de mí, porque no soy gente de agravios o de resentimientos; si a él lo presionaron, lo puedo entender y, si le puedo servir, le vuelvo a servir". 
 
Previamente negó haber prometido o dado dinero a Carlos Ahumada, como éste asegura en Derecho de réplica. 
 
"En absoluto apego a la verdad desconozco si Carlos Salinas o Pito Pérez le dieron dinero, yo nunca le regalé un solo centavo, nunca me comprometí a apoyarlo, mi aportación –en el caso– es reconocida por mí ante todos los medios de comunicación".
 
Descartó su participación en la difusión de los videos, aunque confirmó que el empresario lo visitó en su casa y rechazó que haya estado con Ahumada en el hotel Presidente y que se haya reunido con la exdirigente perredista Rosario Robles.
 
"Yo dí la cara por Ahumada y cuando te digo que fue a verme a mi casa, es porque fu a verme a mi casa, dije lo de los videos, pero no estuve en el hotel Presidente cuando fue a ratificar su denuncia, yo no he mentido, soy hombre de palabra", alegó. 
 
Cuando se le cuestionó sobre la entrega de dinero a Ahumada para operar el complot contra López Obrador, Fernández de Ceballos dijo tener dos teorías:
 
"O se trata de un psicópata, de lo cual él no tiene la culpa porque es una enfermedad, o no me parece deleznable (ya) que fue presionado por autoridades del DF a condición de ponerlo en libertad, porque me consta, así como al propio Ahumada, cómo las autoridades tienen cuentas pendientes con él". 
 
"Sé que hay expedientes abiertos contra él y es muy probable que tenga que dar Ahumada esta versión –que le conviene a López Obrador, acotó–, de que le ofrecimos 400 millones de pesos para comprobar su famoso complot", concluyó.

Se desmarcan senadores
 
El también senador panista Santiago Creel dijo hoy que ni siquiera conoce a Carlos Ahumada.
 
"No conozco al señor Carlos Ahumada. Jamás he conversado ni he hecho tratos con él, sea directamente o a través de terceros".
 
El exsecretario de Gobernación alegó que "es absolutamente falso que por mi conducto se hubiese intentado un arreglo de cualquier naturaleza, y menos del que se me imputa" en Derecho de réplica.
 
Según Creel, cuando fue informado por el entonces subsecretario de Gobierno, Ramón Martín Huerta, sobre las versiones de la presunta existencia de algunos videos, su posición fue, "en todo momento", que el material fuera presentado ante la Procuraduría General de la República (PGR).
 
Mientras el presidente del Senado, el panista Gustavo Madero, dijo que se trata de revelaciones con "tinte de telenovela".
 
"Creo que son relaciones ahí que no afectan a nivel de un partido político, sino las actuaciones particulares de algunas personas en lo individual y que tendrán que ser analizadas y sopesadas".
 
Pidió no dar por buenos esos dichos hasta que no se verifiquen.
 
Mientras Manlio Fabio Beltrones, coordinador del PRI en el Senado, se limitó a comentar que Ahumada lo sacó del texto. "¡Me borró", dijo en entrevista radiofónica.
 
Finalmente la líder nacional del PRI, Beatriz Paredes, expresó su deseo de que el libro no tenga tintes electorales.
 
"Ojalá no sea una manipulación política, eso es lo único que puedo decir, la ciudadanía vio otras cosas, la ciudadanía vio un comportamiento peculiar, no precisamente honorable del señor Carlos Ahumada, yo no soy quién para juzgarlo, lo ha juzgado la ley, ojalá no sea una manipulación política".