MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Se registra Nava y… defiende a Calderón

 

ÁLVARO DELGADO / Revista Proceso


MEXICO, D.F., (apro).- Al registrar su candidatura a la presidencia del Partido Acción Nacional (PAN), que se perfila como única, el diputado electo César Nava Vázquez aseguró que no será apéndice del gobierno de Felipe Calderón, a quien deslindó de la debacle electoral, que atribuyó a la crisis económica global.

 

         Como parte del "análisis sereno y autocrítico" que planteó el PAN debe hacer sobre las elecciones recientes, Nava afirmó que la crisis económica y  la epidemia de la influenza tuvieron un "efecto decisivo en el voto adverso de los ciudadanos, quienes premian y castigan legítimamente con base en su bolsillo".

 

Añadió: "Nuestra capacidad de autoevaluación sobre lo sucedido el 5 de julio no puede desconocer el contexto económico adverso por el que ha pasado México, derivado de una de las más graves crisis económicas que ha visto el mundo y que posteriormente se acentuó con el surgimiento del nuevo virus de la influenza humana."

 

Según Nava, los comicios se realizaron justo cuando Calderón alcanzó la máxima aprobación de su mandato, y concluyó: "No fue el presidente el que estuvo en juicio durante la pasada elección; fue más bien la capacidad del partido para convertir los resultados y la aprobación de su gobierno en resultados electorales la que estuvo en entredicho". 

 

         Sin embargo, al exponer su idea de la relación de corresponsabilidad que debe existir entre el gobierno y su partido, Nava Vázquez se contradijo: "El PAN es corresponsable del éxito de su gobierno y el gobierno es corresponsable de la viabilidad electoral de su partido."

 

         En el discurso que pronunció en la ceremonia de registro, celebrada en la sede nacional del PAN, justo el día de su cumpleaños número 35 –la misma edad que tenía Calderón cuando también presidió ese partido–, Nava Vázquez aseguró que, de ser electo para el cargo, no se subordinará a Calderón.

 

         "No es hora de torturarnos con falsos dilemas. No hace falta discutir o elegir entre dos extremos: Ni seremos apéndice del gobierno ni seremos una isla autónoma en perpetua resistencia."

 

         Pese a los señalamientos de numerosos panistas de que es una imposición de Calderón, cuyo grupo domina las tres cuartas partes del Consejo Nacional –el órgano electivo–, Nava aclaró: "Ni el presidente de la República pretenderá gobernar en el PAN ni el presidente del PAN pretenderá dictar la agenda partidista al gobierno federal."

 

          Nava, quien se perfila como el candidato único a suceder a Germán Martínez, quien tampoco tuvo contendientes para no convalidar la imposición de Calderón, ratificó que no solicitará licencia y será un "diputado raso" que, además, no cobrará sueldo como presidente del PAN.

 

         Al respecto, Nava subrayó: "El presidente de la República, miembro relevantísimo del partido, es consejero nacional de nuestro partido y él, al igual que los 370 consejeros, emitirá su voto." 

 

         Sin embargo, uno de los prospectos a suceder a Martínez, el diputado Héctor Larios, desistió de inscribirse porque, acusó, los "dados están cargados" a favor de Nava, debido a que varios consejeros nacionales del PAN han sido presionados para no apoyarlo.

 

         "Esta no es una contienda equitativa, no es una contienda real, Me parece que los dados están cargados, y yo, desde luego, por esta situación, no participaré en el proceso electoral", declaró. 

 

         –Me dices que son funcionarios los que están haciendo este tipo de llamadas, de persuasiones; tiene que venir del gobierno federal –le hizo ver el entrevistador Enrique Campos.

 

–Bueno, no tengo precisión de todos esos datos. Lo que sí me queda muy claro a mi es que los dados están cargados y que me parecería que habría otros escenarios que hubieran sido mejores para el partido.

 

Nava Vázquez, quien es miembro juramentado de la organización ultraderechista de El Yunque, reconoció que el PAN es visto como si fuera igual a otros partidos y se comprometió a darle identidad propia.

 

"Hoy nuestra identidad se encuentra desdibujada y algunos ya no perciben diferencias entre Acción Nacional y otros partidos", puntualizó, por lo que formuló "tres ejes sustantivos".

 

         El primero es darle identidad en los gobiernos del PAN, porque "no luchamos tantos años para venir a administrar el poder, sino a cambiar las realidades de este país que nos lastima a todos"; el segundo es que los liderazgos deben tener vocación de servicio, y el tercero, la forma en comunicarse con los ciudadanos.

 

         "Porque el cambio democrático de estructuras del que hablaba Efraín González Morfin sólo será posible a través de una alianza con los ciudadanos, cogobernando con ellos y para ellos. Precisamente porque nuestra opción no es el corporativismo ni el populismo, apostemos por el civismo", clamó.

 

         En su registro, Nava estuvo acompañado por la mayoría de los consejeros nacionales que le dieron su firma para registrarse, aunque no logró la de Luis H. Alvarez, con quien coordinó un libro de opiniones sobre el PAN, Diálogo entre generaciones, que se presentó anoche.

 

         A pregunta expresa, Nava eludió responder por qué Alvarez no le dio su aval y dijo que buscará su voto como consejero nacional en la sesión del Consejo Nacional del próximo 8 de agosto, cuando se prevé se formalizará su elección para una presidencia que durará sólo 17 meses, hasta diciembre de 2010.

 

         Acompañaron a Nava en el presídium la senadora Beatriz Zavala Peniche, allegada a Calderón y quien se perfila como secretaria general; el senador poblano Jorge Ocejo Moreno, miembros de El Yunque, y Enrique Cambranis, presidente del PAN en Veracruz.

 

         Los otros siete avales de Nava son Marienela Pérez de Tejada y Gustavo Parra, ambos candidatos derrotados en el Estado de México y que serán diputados plurinominales; Armando Salinas Torre, allegado a Diego Fernández de Cevallos; Fernando Torres Graciano, presidente del PAN en Guanajuato; Gabriela Ruiz del Rincón, senadora; el michoacano Luis Mejía y Jorge Zermeño, embajador de México en España. 

 

         Nava Vázquez se presentó como representante de una generación que logró conquistar la transición democrática: "Mi emblema es el diálogo entre generaciones, el puente, el encuentro. Represento, en suma, a una generación, no a una corriente, un grupo o un interés político particular. No tendría la base ética ni de valores para venir ante ustedes a plantear mi propuesta para dirigir a Acción Nacional si no pensara en todos los panistas."

 

–¿Incluirá a los espinistas?

 

–Yo lo he dicho con toda claridad: Yo no representó a ningún grupo ni a ninguna corriente. Yo represento, en todo caso, a una generación. Estoy abierto a incorporar a todos, a todos, a todos los panistas de buena fe que quieran sumar a la construcción del partido.

 

Entre los asistentes al registro de Nava, entre ellos muchos miembros de El Yunque, se encontró al delegado en Benito Juárez, Germán de la Garza, quien es un asiduo asistente a actividades del PAN en horario laboral y a quien no le importa. "Es un tema menor."

 

         –¿Le parece un tema menor?

 

–Yo creo que también en horarios que no son de oficina nosotros también hemos trabajado por la delegación.

 

–¿Es válido que, en horarios de oficina, haga actividades partidistas?

 

         –A lo mejor no es válido, pero no creo que haya ningún problema.

 

         –Sí hay un problema: No es sólo un asunto de legalidad, sino de moralidad.

 

         –A mí no se me hace en este momento, porque no dejé ningún pendiente en este momento. Si hay algún pendiente lo resolveré.