MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Estudio sostiene que guerras actuales no pueden terminarse militarmente


Berlín,  (EFE).– El informe anual de los cinco institutos más importantes de estudios sobre la paz en Alemania advierte que la mayoría de las guerras actuales no pueden terminarse a través de la fuerza militar y que lo que se requiere es crear instituciones que sean aceptadas por la población.

Según el informe, presentado hoy en Berlín, tanto la guerra en Oriente Medio como los conflictos en Sudán y en el Congo se malinterpretan si se ven primordialmente como confrontaciones militares.

Las guerras en Afganistán y Pakistán, según los expertos, tampoco podrán decidirse en los campos de batalla.

"La debilidad o la ausencia total de instituciones estatales y el hundimiento de los mecanismos de regulación social crean un vacío que los talibán y otros rebeldes aprovechan", explica el comunicado de prensa de presentación del informe.

Por ello, como señaló durante la presentación el profesor Jochen Hippler, del Instituto de Desarrollo y Paz de Duisburgo (INEF), el envío de más tropas a Afganistán "para defender el estado que existe, no acabará la guerra".

"Ese estado casi no está presente en las zonas rurales, tiene poco que ofrecerle a los ciudadanos y éstos lo rechazan porque lo perciben como represivo, inoperante o corrupto", agregó Hippler.

Según los estudiosos todas las medidas, tanto militares como de cooperación y desarrollo, deben ir dirigidas, tanto en Afganistán como en Pakistán, a crear instituciones estatales fuertes, cercanas a los ciudadanos y efectivas.

Con respecto al conflicto de Oriente Medio, el estudio dice que la guerra de la franja de Gaza demostró que se requiere un mayor compromiso europeo en la búsqueda de una solución.

El mundo occidental, y especialmente los países europeos, deben enviar, según el informe, una señal clara a los palestinos de que un gobierno de unidad nacional será reconocido y apoyado bajo la condición de que renuncie al uso de la violencia contra Israel.

Una profundización de las relaciones europeas con Israel, a su vez, debe condicionarse a que se ponga fin a la construcciones de asentamientos y del muro en Cisjordania.

Además, el informe sostiene que el envío de armas alemanas y europeas a Israel es algo inadmisible tras la sospecha de que hubo crímenes de guerra en el ataque sobre Gaza.

"Mientras Israel no permita una investigación independiente, debe aplicarse el código de conducta europea que, como se sabe, prohíbe la exportación de armas cuando existe el peligro de que el uso de las mismas amenace el derecho internacional humanitario", dijo Hippler. EFE

rz/nvm/tcr